lunes, 11 de junio de 2012

Agujeros blancos y lo fantástico

Hace unos momentos, leí una nota sobre los agujeros blancos. Supuestamente (porque nadie sabe si realmente existen), son la contra parte de los agujeros negros. Así, mientras que éstos "tragan" cualquier clase de materia, los agujeros blancos la "escupen". Una teoría bastante lógica. Si algo puede desaparecer en un agujero negro, ¿por qué no puede reaparecer en uno blanco? Imaginen si dos de estos cuerpos se encontraran conectados: sería una forma de viajar por el espacio (claro, sólo haría falta saber dónde desemboca tal o cual agujero).

Es un poco como las llamadas "puertas telúricas". Yo supe de ellas gracias a Los secretos del inmortal Nicolas Flamel. Son puertas que comunican dos ciudades del mundo; uno entra a una de ellas en California y aparece instantáneamente en París. (Para los curiosos: en el libro dicen que hay una puerta telúrica en las catacumbas de la capital francesa -donde, por cierto, hay huesos humanos-y otra en el llamado "Kilómetro cero" de esa misma ciudad).

Pero lo más divertido de esto es pensar que pueden existir muchas dimensiones en el mismo espacio, y que uno puede atravesar cualquiera de ellas para aparecer en otra. Tal vez haya gente que sea capaz de hacer eso, y probablemente forman una sociedad secreta... Los más experimentados, además de viajar por distintas dimensiones, pueden también viajar en el tiempo. Sin embargo, la pregunta es: ¿cuál es su propósito?

3 comentarios:

  1. Amé lo de los agujeros blancos y su función de escupir. Amé la etiqueta de Chuck Norris (: .

    ResponderEliminar
  2. De los pocos (poquísimos) blogs sin faltas de ortografía y, además, con una redacción interesante.

    Ya había oído un poco acerca del tema, está muy loco, sí, como Chuck Norris, jaja, pero, ¿tú con qué propósito viajarías en el tiempo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no viajaría en el tiempo si pudiera hacerlo.

      Eliminar

Datos personales

Mi foto
No hace falta que te diga que tan sólo cuentos son